viernes, 1 de noviembre de 2013

CUENCOS DE CUARZO

 

 
Los cuencos son delicadas Vasijas circulares de cristal de cuarzo puro, que al ser rozadas en forma suave con una vara especialmente diseñada, son capaces de emitir impulsos sonoros de resonancia delfínica, traducidos en notas musicales y octavas armónicas que desencadenan proyecciones de Luz y colores Multidimensionales.
 
La aplicación de la vibración sónica de los cuencos sincroniza cada elemento del cuerpo y los acordes musicales posibilitan la sanación y modificación de patrones mentales, emocionales y físicos desalineados. Esto se debe a que la estructura celular del cuerpo humano (como la de toda forma de vida existente) está conformada fundamentalmente, por sales cristalinas de Cuarzo lo que significa que entre la esencia de un Cristal y la de un ser humano, no existe gran diferencia. El cuerpo es permeable a estos sonidos cristalinos que resuenan con la esencia más pura e íntima del ser. Tras sentir el sonido de los cuencos durante algunos minutos, la primera sensación que aflora es tranquilidad. El caos interno, los conflictos, las dudas y la ansiedad, se serenan y se disipan.

 

A medida que se experimenta la conexión con el sonido, se apacigua la mente, el juicio y el análisis convencional, permitiéndole al individuo acceder a formas, símbolos, informaciones y visualizaciones de difícil acceso en el estado de conciencia habitual. Cualquier persona puede gozar de los innumerables beneficios de la práctica, sin importar su edad, sexo, religión o condición médica. No hay contraindicaciones y siempre experimentará bienestar.
 
 
 
Dentro de algunos beneficios:
 
 
Sistema óseo:
La acción acústica de los CUENCOS de CUARZO penetra las piezas óseas y facilita la lubricación articular, otorgando mayor movilidad y flexibilidad. Por medio de las emisiones de sonido cristalino se revitaliza el esquema óseo gracias a la progresiva estimulación de calcio.
 
Sistema muscular:
Los músculos son capaces de perder vitalidad y tonicidad debido a que determinadas formas-pensamientos, emociones turbias y hábitos inapropiados, generan toxinas que se depositan sobre ellos. Los sonidos cristalinos activan ciertos procesos depurativos que le permiten a la masa muscular retornar a su estado armónico.
 
Sistema circulatorio:
El fluido sanguíneo está conformado por partículas piramidales de cristal de cuarzo, que al tomar contacto con el sonido, comienzan a pulsar y a emitir luminosas irradiaciones sanadoras. De este modo, el torrente sanguíneo amplifica su oxigenación y dinamiza su tránsito a través de las venas y arterias.
 
Sistema nervioso central:
Los Cuencos de Cuarzo corrigen junto a sus sonidos, las des-Sintonías existentes en los microcircuitos y neurotransmisores cerebrales reconectándolos y activándolos. Las emisiones acústicas reactivan áreas y funciones del cerebro, que impulsan la preciada secreción de hormonas de autosanación: ENDORFINAS.
 
El Ser humano actual emplea un pequeño porcentaje de su capacidad cerebral, y los Cuencos de Cuarzo estimulan el despertar de sectores cerebrales que se identifican con potenciales capacidades espirituales e intelectuales, enlazando al Alma con su Esencia Cósmica.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario